¿Cómo Surge?


En opinión de los responsables del G.A.L., es un hecho incuestionable que la CIRCUNSTANCIA GEOGRÁFICA, que ha sido hasta la fecha un condicionante insoslayable para el desarrollo de la vida de las personas, puede, por primera vez, perder gran parte de su influencia gracias a la aparición de INTERNET, infraestructura tecnológica revolucionaria con posibilidades hasta ahora inimaginables para paliar los efectos negativos derivados del aislamiento. Sin embargo, hoy por hoy, son los núcleos rurales más apartados y despoblados, sin duda las comunidades más perentoriamente necesitadas de aprovechar las facilidades ofrecidas por Internet, las que peores condiciones de acceso disponen, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista de la oferta económica (“BRECHA DIGITAL”). Todas las administraciones son conscientes de los problemas anteriormente señalados, pero las limitaciones presupuestarias han obligado hasta la fecha a canalizar las inversiones realizadas en relación con la extensión de los servicios que se tratan hacia los núcleos más densamente habitados, al objeto de beneficiar al mayor número de personas con el mínimo coste. Ni que decir tiene, que los operadores privados de telecomunicaciones, sin generosas ayudas por cuenta del erario público, no se plantean el montaje de infraestructuras poco o nada rentables, dirigidas a bolsas de población de tamaño muy reducido y en marcado y continuo declive demográfico.

La problemática comentada tiene una especial incidencia en regiones como Castilla y León, que disfrutan de un territorio muy extenso (94.223 Km²) pero disponen de una densidad de población muy pequeña (2.493.918 habitantes para el conjunto de la C.A. -INE 2004-).

Por las razones anteriormente indicadas, MACOVALL 2000 se ha planteado liderar un programa de promoción de la utilización de las nuevas tecnologías de la información en el ámbito territorial del programa PRODERCAL que gestiona, que se desglosa en dos grandes conjuntos de actuaciones:

  • En primer lugar, se pretende ofrecer a los habitantes de la Comarca una Red Local que, entre otros servicios, permita la posibilidad de acceder a Internet en “banda ancha” a cambio del pago de una tarifa plana económica.

  • En segundo lugar, y aprovechando el soporte ofrecido por la red citada, se ofertará a los habitantes del medio rural un completo paquete de actividades formativas gratuitas relacionadas con el manejo de Internet, cuya finalidad es poner a los habitantes de la Comarca en disposición de aprovechar óptimamente el uso de la nueva infraestructura.

Para que el G.A.L. decidiera afrontar el Proyecto ha sido determinante el desarrollo alcanzado por el protocolo de transmisión inalámbrica 802.11 en sus diferentes versiones (a, b y g). El protocolo citado ha sido diseñado para crear redes “ethernet” de alta velocidad sin hilos, vulgarmente denominadas redes Wi-Fi. Se trata de un estándar abierto, que opera en las frecuencias de los 2,4 y 5,4 gigaherzios, la misma banda que utiliza el protocolo “Bluetooth”. A diferencia de los protocolos GSM o UMTS, reservados para la telefonía móvil, no se necesita una licencia específica para operar dentro de esta frecuencia, ya que está reservada para usos civiles y dispositivos inalámbricos domésticos y empresariales. Permite un ancho de banda de 11 Megabits por segundo en su versión 802.11b, mientras que la siguiente evolución de esta tecnología, plasmada en las versiones 802.11a y la 802.11g, proporciona anchos de banda de hasta 54 Megabits por segundo. La zona de cobertura, dependiendo del tipo de antena, de su amplificación y de los obstáculos que se interpongan, oscila entre 100 metros y varias decenas de kilómetros.

En la ciudad de Zamora se llevó a cabo una iniciativa pionera de utilización de la tecnología Wi-Fi, que no cuajó finalmente debido a diversos problemas de funcionamiento surgidos entre la empresa promotora, Afitel, y el resto de entidades patrocinadoras. Sin embargo la tentativa permitió apreciar las posibilidades de la tecnología, así como adquirir una valiosa experiencia en su manejo a diversos profesionales zamoranos implicados en el Proyecto, con los que se tuvo ocasión de contactar.



Financiado por: